Diálogos | Comunicados
87
archive,category,category-comunicados,category-87,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-9.1.2,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2,vc_responsive
 

Comunicados

06 Mar COMUNICADO: En 2017 se redujo violencia homicida, pero se incrementó muerte de mujeres

El informe anual de la organización civil Diálogos, que evaluó las cifras de la violencia homicida en Guatemala, durante el 2017, da cuenta que se registraron 110 muertes menos en comparación con el 2016.

El año 2017, cerró con una tasa de 26 homicidios por cada 100 mil habitantes, es decir, 4,410 muertes violentas, -110 menos que en el año anterior-, donde se registró 4,520, según datos de la Policía Nacional Civil (PNC).

A pesar de tendencia a la baja en la tasa de muertes violentas a nivel nacional, que se han mantenido en los últimos ocho años, hay un comportamiento variable en cada uno de los 22 departamentos. En nueve de ellos aumentó la violencia, pero disminuyó en 12, mientras que en Sololá no varió.

Los cinco departamentos más violentos del país en 2017 ordenados por su tasa de homicidios por cada 100 mil habitantes: Zacapa (61), Chiquimula (57), Escuintla (53), Guatemala (52), e Izabal (44).

Mientras que los más pacíficos, con un dígito de tasa de violencia homicida fueron: Totonicapán (3), Quiché (3), Sololá (4), Alta Verapaz (6), y Huehuetenango (6).

De los 4,410 homicidios del 2017, 593 víctimas fueron mujeres, 20 más que en el 2016, lo que representa una tasa de 7 por cada cien mil mujeres, mientras que los homicidios de hombres registraron 3,816 muertes equivalente a una tasa de 46 por cada cien mil hombres.

Homicidios de Mujeres

  • En 2017, tres cuartas partes de los homicidios de mujeres ocurrieron en seis departamentos: Guatemala (46%), Escuintla (10%), Chiquimula (5%), Izabal (4%), Petén (4%) y Zacapa (4%).
  • A nivel municipal, el año anterior la violencia homicida contra las mujeres muestra una concentración: Guatemala (105); Villa Nueva (60); Mixco (31); Escuintla (17); Puerto Barrios (12) Puerto de San José (11); Tiquisate (10); Esquipulas (10), y Morales, Izabal (10).

Pese a que la violencia homicida ha mostrado un descenso sostenido en los últimos años, es importante implementar acciones en los municipios en donde la tendencia se ha mantenido o incrementado. En el caso de las mujeres no refleja una reducción significativa en los últimos años, comparado con los hombres.

Es importante que las autoridades a cargo de la seguridad ciudadana desarrollen acciones de prevención en los municipios con altos índices de violencia homicida.

 

Autores del informe:  Evelyn Espinoza y Carlos Mendoza, con la asistencia de María Alejandra Menaldo y Sergio Zapeta. 

Diálogos agradece el apoyo financiero de Open Society Foundations (OSF) para la realización del informe.

Read More

21 Sep Un espacio para el debate público informado en Guatemala

Vivimos en la era de la abundancia de la información y del conocimiento, atestiguando a la vez su veloz difusión a través de los mecanismos tradicionales y las redes sociales. Estos rasgos de la sociedad contemporánea, paradójicamente, han reforzado en general la complejidad, la confusión y la incertidumbre en la toma de decisiones de los individuos y las organizaciones. La producción y el uso del conocimiento, particularmente en lo que respecta al abordaje de los problemas públicos, se han vuelto así un asunto imprescindible y de primer orden en la formación de la opinión pública y en los procesos decisorios en los sectores público y privado.

Para el caso de Guatemala, son muchas las áreas y ámbitos en los que se manifiesta claramente la urgencia y necesidad de motivar la reflexión colectiva y basar las decisiones políticas en la evidencia disponible. Los ejemplos sobran pero baste aquí mencionar los casos de la política de seguridad y de la política de drogas, en los que el uso de la evidencia por parte de las autoridades sigue quedando al margen con lamentables consecuencias para la ciudadanía -probablemente en virtud de satisfacer exclusivamente sus intereses políticos-.

En realidad, el sistema político, los medios de comunicación y la opinión pública de nuestro país nos tienen acostumbrados en general a afirmaciones gratuitas, políticas sin diagnóstico previo y soluciones improvisadas. Ahora que estamos en el marco de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, por ejemplo, el ejercicio de leer los planes de gobierno no hace sino ponernos más nerviosos. El listado de afirmaciones genéricas e insustanciales nos habla de partidos políticos que, en realidad, trabajan sobre la marcha y prestan poca atención a la planificación basada en evidencia. Los medios de comunicación, por su parte, poco hacen por elevar el nivel del debate, por criticar fundadamente las propuestas y por servir como correctivo de mentiras e inexactitudes.

Tras los recientes sucesos políticos y la sustitución de las principales autoridades políticas del país, Guatemala atraviesa actualmente por uno de los momentos más interesantes de su historia. Una serie de importantes reformas políticas están ya sobre la mesa o serán sometidas pronto al examen y discusión pública. En Diálogos, Asociación Civil, creemos que esta coyuntura debe dar lugar a la circulación e intercambio de ideas y propuestas, pero no de cualquier manera. Éstas deben estar fundadas en una pretensión de objetividad, en los mejores datos disponibles y en marcos teóricos rigurosos. Las respuestas adecuadas a cualquier problema público sólo llegan tras el cuestionamiento y la crítica informada. Para eso Diálogos, Asociación Civil, se constituye como un espacio donde intercambiar ideas y propuestas frente a los problemas públicos en Guatemala. Somos, ante todo, un grupo de profesionales que, más allá de su diversidad ideológica y su pluralidad disciplinaria, comparte la visión de que el abordaje adecuado de los problemas sociales y políticos del país atraviesa por el uso de la evidencia disponible y que quieren contribuir a la reflexión colectiva y el debate público sobre los mismos.

En Diálogos, Asociación Civil, creemos en facilitar un ambiente de debate público serio, plural e informado; en realizar aportes específicos a la opinión pública y para la reflexión de los actores políticos desde nuestra calidad de académicos e investigadores; y en formular también, cuando así sea necesario, cuestionamientos rigurosos sobre aquellas ideas y propuestas lanzadas por otros colegas a la discusión pública.

Read More

Watch Dragon ball super