El Observatorio de Violencia de la Asociación Civil DIÁLOGOS presentó los principales hallazgos contenidos en el Informe sobre la Violencia Homicida en Guatemala, al 30 de septiembre de 2018.  Según registros de la Policía Nacional Civil (PNC), la violencia homicida va 15 por ciento debajo de lo observado a la misma fecha del año 2017, en términos de tasa acumulada por cada 100 mil habitantes. La tasa interanual, de octubre 2017 a septiembre 2018, es de 23 homicidios por 100 mil, indicó Carlos Mendoza, coordinador del Observatorio.

No obstante, la tendencia de la tasa interanual descendió de manera más lenta en los meses de julio y agosto, hasta que en septiembre se registró leve incremento. Este cambio en la tendencia de largo plazo ya había sido advertido por los indicadores de corto plazo del Observatorio, con datos diarios del Instituto Nacional de Ciencias Forenses, INACIF. Mendoza explicó que: “según el registro de necropsias relacionadas con hechos criminales (acumuladas a 30 días), en los ocho meses del actual Ministro de Gobernación las alzas en violencia ya han compensado con creces los momentos de descenso.” Septiembre 2018 es un mes problemático, pues no sólo fue más violento que agosto 2018 sino también fue peor que septiembre 2017.

El patrón de la geografía de la violencia homicida en Guatemala sigue siendo el mismo. Los lugares más pacíficos se encuentran en el Altiplano Occidental, con población mayoritariamente indígena (Huehuetenango, Sololá, Totonicapán y Quiché). En contraste, los departamentos más violentos son Zacapa, Guatemala, Escuintla e Izabal. Sin embargo, es preocupante que Totonicapán sigua mostrando una fuerte tendencia al alza. En el caso específico de la violencia homicida contra las mujeres, también es alarmante que en cuatro departamentos ésta aumentó más del 100 por ciento: Baja Verapaz, Sololá, Jalapa y Suchitepéquez.

El Observatorio de la Violencia de DIÁLOGOS recomendó nuevamente a las autoridades poner su atención en los indicadores de corto plazo, que son los permiten evaluar oportunamente los resultados de las acciones de seguridad ciudadana y prevención de la violencia. “No es conveniente que el MINGOB se autoengañe con resultados positivos de la tendencia de largo plazo, que no necesariamente son un mérito de la actual administración del ministerio,” afirmó Mendoza. “La tendencia favorable en el largo plazo se explica por diversos factores estructurales e institucionales que han tenido efectos positivos durante los últimos diez años, bajo tres administraciones de gobierno muy distintas entre sí. Las alertas tempranas que hemos emitido sobre la tendencia al alza en el corto plazo son para evitar que esos logros no sean revertidos por autoridades que creen saber lo que hacen, pero en realidad están enfocadas en otro tipo de objetivos (políticos),” finalizó Mendoza.

Descargar comunicado en PDF AQUI

Print Friendly

Published by

Homo sapiens centroamericano nacido en Guatemala. Economista y politólogo especializado en dos temas delicados: violencia homicida y política de drogas en la región. Ha sido consultor y profesor de políticas públicas. Hasta hace muy poco trabajaba como director de evaluación fiscal en el Ministerio de Finanzas Públicas, encargado de temas de transparencia y Gobierno Abierto. Activista del movimiento humanista secular en Guatemala (AGHS), así como miembro del Comité Pro-formación del Partido Movimiento Semilla. Es co-fundador del equipo de Diálogos, Asociación Civil.

Leave a comment

Leave a Reply